¿Dónde estabas el 23-F?

Publicado: 25 febrero, 2011 en verdades

ilustración: http://www.pitodoble.com

Con poco más de diez años necesitas tener una familia muy concienciada en lo político para saber ver en las sutilezas la hecatombe que se viene encima. El caso es que mis padres habían nacido y crecido dentro de la dictadura, eran como los nativos digitales de hoy pero aplicado a la ausencia de libertad. Una vida entera de iconos incontestables les dejó incapaces de desear con naturalidad lo que hoy es ley. Nacieron y crecieron en esa caja de cartón que Franco ató y, afortunadamente, no dejó bien atada. Todo era esfuerzo por salir del fondo gris que era la España de entonces.
Las ilusiones de aquellos que disfrutaron de una parentela ilustrada –con o sin dinero- o de aquellos que pudieron ilustrarse, giraban en torno a una ventana abierta al mundo; conocer y sumergirse en eso tan bueno que se intuía debía estar más allá de los Pirineos. Al resto, la gran mayoría que no pudo ver más allá del fondo gris,  la idea de la ventana al exterior les era extraña e indiferente. Construyeron su universo de deseables tirando de lo que tenían a mano: películas del oeste, la épica militar y religiosa, y todo aquello que por decreto debía emocionar, dentro de la caja de cartón que Franco mantenía bien cerrada mientras Europa florecía en melodías completamente desconocidas para aquella generación callada por el miedo desde la cuna. Vivían en una inopia de santos inocentes, por su propio bien, según los que mandaban. Los camioneros que volvían de Francia y Alemania, sospechaban que aquello no debía estar mal, con ese aspecto ajardinado de casa de ricos. Pero a muy pocos se les pasó por la cabeza la idea de hacer de sus vidas un jardín parecido.
Estando en esto, 1981 no era un año alejado de 1975. El milagro del 23-F fue que la pasividad de una población desactivada minuciosa y sistemáticamente desde la niñez, no propiciara el éxito del golpe. En casa lo recuerdo como un episodio de película de acción que nos despertó la curiosidad más por ver el desenlace de la trama que por la conciencia de la ignominia hacia la dignidad de ciudadanos libres. Éramos libres y no lo sabíamos con total certeza. Nos contaron de un conocido que tiró por el retrete su carnet de la UGT. Nuestro inconsciente colectivo que nunca había salido de la caja de cartón asistió a aquel drama de angustia y terror como a un episodio del guerrero del antifaz; ingénuos. Además, no hubo cole ¡bién!
Hoy ha pasado el tiempo y las definiciones gritadas públicamente han enderezado las conciencias ensordecidas; la sombra de una generación enterrada desde su nacimiento es insípida y alargada. Cuando los escrúpulos eran de otra dureza esto se sabía muy bien. Como Franco también lo sabía.

Anuncios
comentarios
  1. Panem et circenses. Fútbol y Eurovisión. Mentes adormecidas en cuerpos sutilmente confortados… Hace cuarenta años, ¡Cómo hemos cambiado! Ahora somos dueños de nuestro presente, sin oscuras tramas que dominen nuestro destino, que diseñen el futuro común, tenemos dirigentes diligentes que cumplen con la voluntad del pueblo, somos libres… ¿o no?

    Por cierto he leído en facebook que te vas… no se adonde ni de donde, pero espero que para mejor, un saludo a Espe.

  2. carmen grovas dice:

    duele oir todavía a personas que dicen que con Franco se vivía mejor,incautos, si estando él hubieran dicho que se vivía mejor con la república, hubieran sabido lo que valía un peine, menos mal que ese día ganó la DEMOCRACIA

  3. Lady Tea dice:

    Yo también nací en una familia como esa, la mayoría de las familias eran así. Recuerdo esa noche perfectamente, recuerdo hasta la película que pusieron en la tele. Todos alrededor de la tele .. y lo mejor.. no hubo cole (en eso coincido totalmente contigo).
    Yo tenía tíos que se habían ido a trabajar a Alemania, que todos los veranos venían cargados de cachibaches desconocidos, por ellos descubrí los espaguettis, los kiwis y la nutella.. quizás esas cosas nos daban un poco de envidia , pero sin duda la libertad no, simplemente, porque no sabíamos que era necesaria para nuestro día a día…. no teníamos sensación de opresión. Luego abrimos los ojos y nos politizamos.. decidimos ser de izquierdas o de derechas.. decidimos que necesitábamos expresarnos .. pero entonces no lo veíamos.
    Madre mía qué rollo he soltao!!.. jijijiji 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s