Estirados y colocados

Publicado: 2 noviembre, 2010 en Perdiendo el tiempo

A veces camino muy estirado, con la espalda muy recta y dejando que mi cabeza se despegue bien sobre los hombros. Con un poco de suerte, coincide con uno de esos días intermedios justo antes o después del invierno, cuando las nubes se aborregan en ejércitos de pompones y el sol se agradece como las mantitas que dan en los vuelos intercontinentales. Si se ajusta bien el ritmo, se puede llegar a tener la impresión de estar deslizándose, e incluso flotando. Pensándolo bien, es casi, o sin casi, una especie de colocón gratuito y saludable, un poco rayano en la paja mental, pero eficaz, cosa que acredito y juro. Es importante no meterse las manos en los bolsillos, dejarlas caer junto al torso, y dejar que los pasos se alarguen, fluidamente. La cosa no dura mucho más allá de un paseo, porque tarde o temprano toca dejar de flotar y volver a la dura realidad. Sin embargo, se queda uno con una sensación de… no sé… como de buen rollo…

Anuncios
comentarios
  1. paulina dice:

    Hola
    Me llamo Paulina y soy administradora de un directorio web/blog. Me ha gustado mucho tu blog personal. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio,donde mis visitas pueden entrar a tu web.
    Si estás de acuerdo, házmelo saber al mail: p.cortez80@gmail.com
    Saludos! 🙂
    Pau

  2. […] Estirados y colocados Archivos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s