Inseparable compañera

Publicado: 4 octubre, 2010 en verdades

Aguanto en silencio el escarnio público de soportar todas las basuras.
Guardo discretamente el orden de la habitación.
Ofrezco mi cuerpo como freno de las patadas que la rabia arranca.
Desestimo ornamentos que otros acumulan en su función.

Acojo en la oscuridad de mi seno
los pensamientos fallidos
que brotan de la razón,
balbuceos que la mente vierte en folios
buscando formas perfectas
que nunca serán para mí.

Pero guardo informes sueños
que cuando forma son
escapan de mi compañía.
Soy testigo del desecho,
que es lo más sincero de lo humano.
Soy una necesidad.

Recojo el corazón que destroza el destino.
Tramito la caducidad
de lo que pierde sentido.
Sufro la violación
para ser quien soy.
Tranquilizo a mi agresor.

Me he curado de soberbias.
Hago bien la digestión.
Inseparable compañera,
tranquila siempre,
boquiabierta.
Esa soy yo: la papelera.

Anuncios
comentarios
  1. Romina dice:

    ¡¡¡Muy bueno!!! Profundo y realista a la vez

    ¡Qué grande Juanma!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s